miércoles, 7 de julio de 2010

100 pensamientos de Beatriz Zamora


"Quisiera hacer un cuadro para cada hombre de la tierra, para llevarle un objeto que se convierta en sujeto interior y le recuerde quién es, que le diga: tú eres hijo del universo".
B. Z.


Nada hay en el mundo más blando y suave que el agua,

Pero nada puede superarla en el combate contra lo duro y resistente,

En esto nadie puede sustituirla.

El agua vence a lo más duro,

Lo débil vence a lo fuerte,

No hay en el mundo quien desconozca esta razón, paro tampoco quien sea capaz de ponerla en práctica

De ahí que el sabio diga: “Sólo quien asume los oprobios del estado,

merece ser llamado señor del país.

Sólo quien soporta las desgracias del estado,

merece ser llamado rey del mundo.”

Las palabras verdaderas parecen paradójicas.

Lao tse.




1. Somos en lo invisible certeza de lo visible. Lo invisible sin luz, sin color, sin forma, le otorga al ser humano el poder de formación en una realidad pletórica sin fundamento, ni sentido.


2. La persistencia de la memoria se encuentra en el esperma de una ballena, protegiendo la memoria anterior de todas las especies futuras, resguardando todas las formas posibles de la felicidad y la alegría.



3. La energía oscura cuántica es la madre de la forma, es nuestra alma, es la respiración, que es el amor. Eso también es la vida.




4. Sólo somos felicidad. Somos la danza cósmica si recobramos la memoria.


5. La memoria recobrada es la música cósmica y con su ritmo pone a bailar cada átomo, cada célula, nos sonríe y nos canta.


6. Qué fortuna tan grande ser aliento del universo, su entrañable mismidad.


7. La única felicidad real es la conciencia de cada respiración. La conciencia de estar vivos nos santifica, nos une con la vida y con el universo.



8. La dulzura de su alma era sólo pureza y alegría. La música de Mozart es bendita.


9. De mi corazón broto hacia ti, oscuridad sumergida... Un volcán de amor que pongo a tus pies como un altar de adoración y alabanza...




10. Este planeta nuestro es tan perfecto en su peso, en su forma, en sus giros, en su amor apasionado, y con todos sus hijos, no hay madre más feliz que la tierra.


11. El verdadero arte es un poder supremo que siempre sale en defensa de la vida y la humanidad.



12. El arte de la política en este siglo, si es verdadero y bello, será el abrazo amoroso que una al pueblo y al gobierno, a la vida y al universo.



13. Mi derecho es el amor, no tengo más interés que obrar en correspondencia amorosa con la vida y el universo.


14. La perfección es como es, perfecta. La perfección es invisible como el movimiento de la energía oscura, la materia oscura también es invisible.


15. La tierra, la vida y la humanidad entera, sólo busca que se imponga la justicia, la honestidad, la ética, la belleza y el amor.



16. Él, somos millones... Él, somos la defensa de la riqueza del país... Él, somos la integridad de este país... Amamos desaforadamente la vida.


17. El honor todo lo honra. El honor es la palabra de un ser humano verdadero, es la risa de un niño, es el canto de un pájaro, el rugir de un león y nuestra alegría.



18. Con los ojos abiertos de cada una de mis células, al mirar la vida quedé deslumbrada, la ceguera es mi dolor.



19. Nacimos para completar la creación del universo con nuestras manos y nuestro corazón, mediante infinitas posibilidades.



20. Somos seres perfectos en un planeta igualmente perfecto, en donde sólo la ignorancia de nuestra perfección nos aleja de la felicidad.



21. Nacimos para amar y adorar el universo, tenemos mente para pensarlo, ése es el fin para el que fuimos creados.



22. Cada paso, bajo la conciencia de estar dándolo junto con el espíritu santo del aliento divino, nos pone en comunicación con el corazón de la vida y la esencia cósmica.



23. Tenemos una micra de entendimiento, una micra más, y entraríamos en contacto con la energía de la vida, que es amor.



24. El negro, símbolo de la energía oscura que sostiene el universo, es un poder divino al que el hombre llama mal, y lo ha vuelto el origen del miedo.



25. La costosa búsqueda científica de la energía y la materia oscuras, eso que ha sido tan investigado, es muy claro, muy obvio, es amor.



26. ¿Cómo consuelo a mi pueblo, a mi gente? ¿Cuál es la palabra santa, sabia para decir, no tengas miedo?



27. Aún esperamos la desaparición de toda la violencia en la tierra. Aún esperamos que el ser humano recobre el entendimiento y la razón.



28. Ninguna violencia es legítima ni justa, lo que la genera es la semilla del odio.



29. Las armas nunca son el medio para alcanzar la armonía y el amor. Siempre dejan rastros de dolor irreparable.



30. Nadie es inmune a la violencia, si se ejerce sobre uno mismo, auto-consume.



31. Qué infortunio más grande para mi pueblo cargar como lastre a los políticos, que el cielo se apiade de México.




32. México merece ser gobernado por políticos decentes, honestos, con ese ejemplo, el pueblo recobrará la felicidad.




33. Los gobernantes son el modelo de los pueblos, si son honestos y justos, el pueblo también lo será. Ellos son el modelo.



34. Cuando veo que con las armas someten a mis hermanos, la impotencia me convierte en padre y madre mortalmente herida, y clamo justicia.



35. La violencia es un imán para quien la ejerce y el infierno oxidante es su recompensa. Esa es la ley.




36. Con el espíritu santo del aliento divino recobramos la memoria de nuestra verdadera naturaleza, y el corazón habla y da las gracias.



37. Para saber que es la justicia primero hay que saber cuál es la ley del universo y la verdad de la vida, sólo una alta comprensión de la palabra amor puede reunir a los tribunales para dictar justicia.



38. Sólo contamos con un poderoso patrimonio como tesoro:

1. Respiración ── Raíz

2. Cerebro ── Distribuidor

3. Corazón ── Canción

4. Agua ── Espíritu

5. Sol ── Vital

6. Tierra ── Ternura

7. Universo ── Elemento de vida.



39. La dulzura de su alma era sólo pureza y alegría. Bach creó una comunicación con la eternidad para abrazarnos.




40. Con la respiración el corazón recorre todos los caminos de la vida: canta, llora, baila, perdona, sufre el absurdo, es el poder de cambio.



41. El corazón unido a la infinita sabiduría tiene la capacidad de perdonar al más cruel criminal, a pesar del dolor se compadece, por eso es corazón.




42. El corazón es el poder más sagrado, el más sabio, el más poderoso, el más tierno e inocente. El corazón es la guía de la vida, es la alegría, es la fuente del amor.



43. Retornamos desde abajo ascendiendo... Raíz, tronco... Arriba y abajo sólo es ilusión. Sólo existe este instante luminoso de amor radiante.




44. Las leyes son la condición para la designación de un dirigente, si su bandera es la verdad, tendrá el amor de su pueblo, y todos serán felices.



45. Los impulsos indómitos del poder sobre los demás, con el cultivo apropiado del carácter, se transforman en solidaridad amorosa.



46. La tierra es un recipiente espiritual. No se debe explotar. Quien así lo pretenda, producirá su propia aniquilación. Por todos lados habrá rebotes, es una ley.


47. El hombre virtuoso, en su morada, considera la izquierda como el lugar de honor. La derecha usa las armas como instrumentos nefastos. El ideal del mundo es la paz.



48. Un ejemplo digno de destacar es el sentido ético. Quien tiene ética no miente, no roba, no mata, no traiciona. Esa persona es hija de la tierra.



49. La plenitud consiste en llevar la oscuridad cósmica caminando al ritmo del silencio, danzando en la paz y la alegría.




50. La vida está muy arraigada a la tierra y esa es una virtud. Esa virtud suprema se transforma en hombre, en música, en flor, y el agua es su cómplice.


51. Si los hombres en la tierra se armonizaran, llovería un rocío dulce y los huracanes se convertirían en lluvia pacífica para fertilizar a la feliz madre.


52. La propiedad privada no tiene fundamento en la inmensidad del espacio. La tierra le pertenece a la vida, así como la vida al universo.


53. El cultivo de la virtud servirá como ejemplo, como perfume precioso a todos los hombres. He ahí los verdaderos gobernantes.


54. La fe debe fundamentarse en relaciones verdaderas. El eterno retorno de la corrupción y el contraste de la insuficiencia y la abundancia, son la pandemia mortal para los pueblos.


55. Habrá que procurar el cultivo de la confianza entre hermanos. Si tú eres hijo de la tierra, de la vida, del universo, eres mi hermano, eres yo mismo, tu amor y mi confianza son el universo.


56. La felicidad es lo único común, es la relación entre respiración y esencia. La vida es pura felicidad.


57. Cerebro y corazón son el verdadero poder. La comunicación sagrada que guía su expresión hacia la belleza, hacia la verdad, hacia la comprensión del amor. Eso somos, sólo universo.


58. La forma que embellece la vida aporta éxito. La belleza es la puerta de la verdad.


59. El miedo es el hilo invisible que amarra con cadenas, es la inseguridad, es la pandemia que controla, que justifica la corrupción y la impunidad. México, recuerda, somos el poder verdadero de la vida.


60. El miedo es una pasión desventurada y gracias a él se propagó la miseria y hoy se cuentan por millones los pobres en la tierra. Las leyes de la naturaleza y de la vida son la fuerza, la puerta de entrada a la verdad y a la riqueza. Somos poder.


61. En la calma de la pausa se acalla la codicia. Cuando se sosiega la voluntad, la tierra habla en voz de todos sus hijos y la vida canta plenamente.


62. El miedo es un demonio mortal. El miedo es una cadena poderosa que el poder político usa para dominar y empobrecer a los pueblos. El miedo es la más grande mentira. La verdad es la libertad, es la felicidad.


63. La guerra y la violencia nunca traerán paz y justicia. Cada gota de sangre derramada de los hijos de la madre tierra, la hace llorar en sus entrañas. Todos somos sus hijos. ¿Cómo pedirle perdón?


64. Si se entendiera que el mal, es sólo un concepto cultural, con un origen en la ignorancia de que somos también el universo, éste se vería como un espejismo.


65. Al sintonizarnos con la presencia de la vida, la experiencia nos transforma en seres felices unidos al mar del amor cósmico.


66. La palabra es el verbo divino, es el medio de comunicación. La palabra abre la puerta o la cierra. En el silencio podemos decir gracias. Te amo vida.


67. El terror me tocó al enterarme de la complicidad entre el estado y la corrupción, y todas las consecuencias de este hecho. México y sus mexicanos esperamos justicia. La merecemos.


68. En esta vía sólo vemos lo que no existe. La luz cegó nuestros sentidos. Esos hilos tan delgados que nos unen al árbol de la vida, con un sólo fin: atarnos al universo.


69. En lo invisible se realiza el milagro de la felicidad. Lo invisible en su misterio dirige el poder. Lo invisible pertenece a lo sagrado.


70. ¿A quién pidió permiso para desatar una guerra, para matar a miles de mexicanos: niños, mujeres, a nuestros hombres? Sin ninguna razón válida, con el afán de resguardarse en el poder, abrió las puertas del infierno. Hay culpables que tendrían que pagarnos tanto dolor. México pide justicia.


71. El corazón de todos, en su infinita fidelidad a la vida, pide paz, pide frenar la guerra.


72. Pensar en ti, vida adorada, es querer tocar el cielo con amor, es bajar el paraíso al corazón.


73. Navego en el fuego negro tratando de comprender qué es la vida. Si todos somos uno, al fin lo entenderemos.


74. La fe es nuestra mañana, es la esperanza de la vida, es el misterio del futuro. Así sucede cada día. Somos fe y aliento.


75. Te despojaron del dulce sabor de la vida santa. Te convirtieron en la mano asesina. Te creíste la mentira. Despierta hermano, tira el fusil. Abrázame.


76. El virus es el miedo para controlar la libertad. La raíz de la salud es la paz, la felicidad, el amor. La ética y la estética son medicina.


77. El universo se asimila en la respiración que es amor, es su mismidad.


78. Cuando se abre la caja de Pandora sale el demonio de la guerra a matar inocentes, pone de luto al país entero. Busquemos la paz.


79. Sólo el universo es libre. El universo es la guía interna de nuestra vida santa.


80. Todo vibra en el principio de la vida, el aliento activa todo principio, y no sabemos que fue primero. Sólo sé que te amo.


81. El único poder es el aliento, es la verdad de la vida, y en eso radica todo.


82. Dueño del fusil: antes que nada eres hijo de tu madre, eres mi hermano. Eres la dignidad de la vida. Tira esa arma, tira todas las armas. Abrázame hermano.


83. La puerta siempre ha estado abierta. El universo en su silencio con toda la sabiduría permanece en nuestro interior como la vida.


84. A pesar de verte matar a mi hermano, tu hermano, te sigo amando, perdonando, y lloro por ti.


85. Desde el corazón de México que es amor, en la voz de la madre Tonántzin, todos los mexicanos exigimos la paz para trabajar, para estudiar, para vivir felices.


86. Sólo juntos como un cardumen de peces, con todos las especies y colores, como hermanos en la tierra, sin armas, ni guerras, sólo amándonos, persistiremos como humanidad.


87. Llegará el día tan esperado a través de siglos de paciencia, de dolor, en que al fin la razón del corazón cante la paz, y viva en nuestras casas la felicidad y la honradez.


88. La humanidad continúa la obra de la naturaleza. Ella en su mismisdad, se funde en el fuego del amor, del universo, por esa razón la vida lo hizo ser.


89. La guerra lo primero que destruye es el poderío del estado. La negligencia rompe el equilibrio social. Esto equivale a un gran peligro. Se exige una atención.


90. La claridad se eleva dos veces y el fuego se activa y vuela con alas del ángel de la paz y nos abraza. Es nuestra felicidad.


91. Sólo un gran amor perpetua la fecundidad. La renovación de la acción se activa con inteligencia, sabiduría y ética.


92. Al penetrar las fuerzas benignas del orden universal se obtiene éxito. Al cultivar la paciencia y vivir con conciencia, los fluidos se activan y canta la vida.


93. El agua en el cielo, en la tierra, en el aire y desde el corazón del fuego, alimenta la razón del corazón de la vida, que solamente es sobrevivencia.


94. La negligencia y la mentira causan un estado de miedo. Esto produce a la rotura del tejido social, la rotura del alma. Queremos paz, la exigimos, sólo así podremos prosperar.


95. No debemos permitir que toda la publicidad y la promoción de la incultura nos ataque consumiendo la grandeza de lo que somos. Somos el poder del universo. Somos sus ojos y su inteligencia. Somos sus hijos.


96. La gran riqueza creada por la humanidad, de inteligencia, de trabajo, de valores, ha costado mucho tiempo y nos ha dado esperanza. Esa gran pirámide no puede ser destruida por la mentira, por la corrupción y la impunidad. Estamos dispuestos a defender a nuestro país. Somos también humanidad.


97. Desde la oscuridad el movimiento como un ritmo se mueve en perfecta armonía. El fuego, el aire, el agua, nos han guiado por el proceso de la evolución. Desde ahí, va por nuestra cuenta que camino elegir.


98. La vida es una diseñadora feliz, es tan alegre cuando traza una piedra de obsidiana, la ve tan bella. En su entusiasmo diseña un volcán, todo lo colma. Cuando diseña una flor la hace tan bella, y hace millones, y de este modo insiste en la búsqueda de la perfección. La vida es sólo perfección, nosotros, sus hijos.


99. La vida da unidad al tiempo, al espacio, con gran alegría esparce todas las semillas, todo lo pinta de colores. Todo lo pone a bailar, lo canta y hacer cantar. La vida es pura alegría, la vida es nuestra. Nosotros somos sus hijos, somos su felicidad.


100. Coloquio entre el espíritu santo del aliento divino, el cerebro y el corazón. Aliento y corazón, dicen al cerebro, guardián de la memoria: perdona, no puedo borrarlo. Aliento y corazón lo abrazan y responden: juntos podemos perdonar.




Si sujetas en tus manos la gran imagen,

El mundo acudirá a ti.

Acudirá y no sufrirá daño alguno,

grandes serán la paz y la tranquilidad.

Música y buena comida,

los caminantes se detienen.

La palabra que sale del tao es

“¡Insípida!”,

No tiene sabor.

Se mira,

y no se puede ver.

Se escucha,

y no se puede oír.

Se utiliza,

y no se puede agotar.”

Lao tse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada